.

ºº

..

.

lunes, 12 de marzo de 2007

EL ZODIACO Y LAS PIEDRAS PRECIOSAS

ARIES

La Esmeralda:
Estimula el sano juicio, el equilibrio y previene de los excesos mentales. Aporta sinceridad y desarrolla la confianza en sí mismo. Crea armonía entre las diferentes maneras de ser y los pensamientos y sentimientos más profundos.

El Jaspe Rojo:
Desarrolla las facilidades de expresión y estimula la iniciativa. Favorece la comprensión de las situaciones y previene las enajenaciones. Encarna la acción estable y continua. Crea la fe en la estrella de cada uno y la energía para obtener las metas.

El Rubí:
Estimula la valentía y y la energía para superar los obstáculos que se encuentran en el camino. Desarrolla el espíritu del estudio y el cariño hacia los seres queridos. Nos protege de las debilidades. Ayuda a la transformación de las situaciones y aporta el ardor necesario.

LIBRA

El Jade:
Desarrolla el carisma y refuerza el organismo. Asegura un poder sobre las cosas que se desean. Desarrolla el renombre y aleja los miedos. Permite alcanzar las metas de cada uno y facilita el camino del éxito. Regenera el cuerpo y el espíritu.

El Zafiro:
Desarrollla las intuiciones y la comprensión íntima. Favorece la meditación y crea raíces profundas que establecen y protegen. Rechaza las ideas negras. Estimula la lealtad, la sinceridad y conduce a comprometerse de manera más duradera.

El Topacio:
Desarrolla las facultades de la mente, el sentido de la organización y la aptitud para asimilar los conocimientos. Aleja las incertidumbres Crea un ambiente alegre y favorece la confianza en uno mismo frente a lo desconocido. Estimula la alegría de vivir.


TAURO

El Granate:
Desarrolla el fuego interior, concentra las pasiones, estimula la sexualidad. Protege de las pérdidas de energía. Contribuye a perseverar en los deseos para realizarlos. Representa la constancia y el dinamismo ardiente.

El Cuarzo Rosa:
Aporta la curación física y mental. Estimula los sentimientos tiernos y la dulzura. Protege de las violencias. Desarrolla los dones artísticos y favorece la apertura del corazón. Representa la dulzura y la intuición.

El Zafiro:
Desarrolla las intuiciones y la comprensión íntima. Favorece la meditación y crea raíces profundas que estabilizan y protegen. Rechaza los pensamientos negativos. Estimula la lealtad, la sinceridad y el compromiso duradero.

PISCIS

La Turquesa:
Desarrolla la estabilidad del espíritu y aleja los odios. Estimula la toma de conciencia y las intuiciones finas. Protege de los enemigos. Permite conseguir la paz y la sabiduría.

La Amatista:
Desarrolla el resplandor y la armonía con el entorno. Facilita los contactos y aporta claridad de espíritu. Nos protege de las ideas negativas. Estimula la intuición y aporta equilibrio interno y determinación.

El Zafiro:
Desarrollla las intuiciones y la comprensión íntima. Favorece la meditación y crea raíces profundas que establecen y protegen. Rechaza las ideas negras. Estimula la lealtad, la sinceridad y conduce a comprometerse de manera más duradera.


SAGITARIO

El Lapislázuli:
Desarrolla el ingenio y las facultades intelectuales. Crea un sentimiento de simpatía. Aleja los malos amigos y los consejeros negativos. Estimula la autenticidad y aumenta la capacidad de decisión. Simboliza la verdad y la franqueza.

La Amatista:
Desarrolla el resplandor y la armonía con el entorno. Facilita los contactos y aporta claridad de espíritu. Nos protege de las ideas negativas. Estimula la intuición y aporta equilibrio interno y determinación.

El Ópalo:
Desarrolla la vitalidad y refuerza el sistema nervioso. Estimula la sensibilidad psíquica y la clarividencia. Nos protege de las desgracias. Crea una energía dinámica y una intensidad psíquica que favorecen los éxitos más complejos de obtener.

VIRGO

El Ágata:
Desarrolla la alegría de vivir y aporta suerte. Protege de los peligros y aleja las situaciones negativas. Estimula la expresión verbal y clarifica el pensamiento. Crea un equilibrio psíquico y físico. Favorece la creación.

El Ónice:
Desarrolla el rigor y los sentidos de los responsabilidades. Estimula el aprendizaje y la sabiduría. Aleja las acciones inconsideradas. Crea un ambiente estable y fiable. Protege de los vagabundeos. Permite eliminar las toxinas del cuerpo y de la mente.

El Topacio:
Desarrolla las facultades de la mente, el sentido de la organización y la aptitud para asimilar los conocimientos. Aleja las incertitudes. Crea un ambiente alegre y favorece la confianza en uno mismo frente a lo desconocido. Estimula la alegría de vivir.


CANCER

El Citrino:
Desarrolla la lucidez, calma el pensamiento y estimula la intuición. Representa un tónico general del cuerpo y del espíritu. Nos protege de la tristeza y de la depresión. Crea el entusiasmo y mejora la expresión y la comunicación.

El Topacio:
Desarrolla las facultades del espíritu, el sentido de la organización y la aptitud de asimilar conocimientos. Nos protege de las incertidumbres Crea un ambiente alegre y claro y favorece la confianza en uno mismo frente a lo desconocido. Estimula la alegría de vivir.

El Ópalo:
Desarrolla la vitalidad y refuerza el sistema nervioso. Estimula la sensibilidad psíquica y la clarividencia. Nos protege de las desgracias. Crea una energía dinámica y una intensidad psíquica que favorecen los éxitos más complejos de obtener.


CAPRICORNIO

El Ónice:
Desarrolla el rigor y los sentidos de los responsabilidades. Estimula el aprendizaje y la sabiduría. Aleja las acciones inconsideradas. Crea un ambiente estable y fiable. Protege de los vagabundeos. Permite eliminar las toxinas del cuerpo y de la mente.

La Calcedonia:
Desarrolla la diplomacia y el arte de la conciliación. Favorece la familia y la llegada de un bebé. Aleja la infidelidad. Crea las situaciones familiares felices y unidas. Estimula la compasión y permite los intercambios profundos y duraderos.

La Esmeralda:
Estimula el juicio sano y equilibrado y previene los excesos de la mente. Aporta sinceridad y desarrolla la confianza en sí mismo. Crea una armonía entre las maneras de ser y los pensamientos y sentimientos profundos.


SCORPIO

La Cornalina:
Desarrolla la espontaneidad, el dinamismo y la vitalidad. Estimula los sentimientos auténticos y aleja los errores de juicio. Permite integrarse bien en sociedad y expresar las elecciones afectivas con seguridad y buen propósito.

El Ónice:
Desarrolla el rigor y los sentidos de los responsabilidades. Estimula el aprendizaje y la sabiduría. Aleja las acciones inconsideradas. Crea un ambiente estable y fiable. Protege de los vagabundeos. Permite eliminar las toxinas del cuerpo y de la mente.

El Topacio:
Desarrolla las facultades de la mente, el sentido de la organización y la aptitud para asimilar los conocimientos. Aleja las incertidumbres Crea un ambiente alegre y favorece la confianza en uno mismo frente a lo desconocido. Estimula la alegría de vivir.


GEMINIS

La Amatista:
Desarrolla el resplandor y la armonía con el entorno. Facilita los contactos y aporta claridad de espíritu. Nos protege de las ideas negativas. Estimula la intuición y aporta equilibrio interno y determinación.

La Piedra de Luna:
Desarrolla la sensibilidad y la comprensión profunda. Estimula las relaciones armoniosas y aleja los conflictos. Favorece las percepciones finas y permite multiplicar los intercambios fructuosos. Abre el espíritu hacia lo desconocido.

La Turquesa:
Desarrolla la estabilidad del espíritu y aleja los odios. Estimula la toma de conciencia y las intuiciones finas. Protege de los enemigos. Permite conseguir la paz y la sabiduría.

LEO

El Diamante:
Desarrolla la fuerza y la valentía. Estimula la audacia y aleja las energías negativas o destructoras. Refuerza la voluntad y permite obtener lo que se desea. Desarrolla las facultades extrasensoriales. Simboliza el amor eterno.

El Agua Marina:
Desarrolla la calma y aporta cierta distancia con respecto a ciertas emociones. Aleja las angustias. Estimula un sentimiento de estabilidad y de seguridad mental. Activa la lógica ligada a la intuición. Crea la tolerancia.

El Rubí:
Estimula la valentía y la energía para superar los obstáculos del camino. Desarrolla el espíritu del estudio y el cariño hacia los seres queridos. Aleja las debilidades. Ayuda a la transformación de las situaciones y aporta el ardor necesario.

ACUARIO

El Jaspe:
Desarrolla la confianza y la espiritualidad. Permite superarse a sí mismo. Favorece la fuerza moral y física. Aleja las dudas y los miedos. Crea una gran fuerza vital y activa las curaciones. Simboliza el espíritu de ayudar al prójimo.

La Turquesa:
Desarrolla la estabilidad del espíritu y aleja los odios. Estimula la toma de conciencia y las intuiciones finas. Protege de los enemigos. Permite conseguir la paz y la sabiduría.

El Agua Marina:
Desarrolla la calma y aporta cierta distancia con respecto a ciertas emociones. Aleja las angustias. Estimula un sentimiento de estabilidad y de seguridad mental. Activa la lógica ligada a la intuición. Crea la tolerancia.

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME