.

ºº

..

.

domingo, 23 de diciembre de 2012

ASES

ASES

EL TRUCO PERDIDO DE LOS ASES
De Jack Merlin
EFECTO:
Cuatro ases y doce cartas indiferentes se cuentan encima de la mesa. Los ases son colocados cara
abajo, las restantes cartas cara arriba, enseñando que los ases no se encuentran entre ellas. Se dan 3
cartas encima de cada as cara abajo en la mesa; se elige a continuación uno de los paquetes al azar
y los ases se reúnen en él.
METODO:
1- Saca los 4 ases y 12 cartas indiferentes de un mazo en buenas condiciones y coloca el resto de la
baraja a un lado.
2 - Muestra los ases y déjalos cara abajo encima de las 12 cartas indiferentes que también están
cara abajo.
3.- Da 2 veces seguidas una carta de abajo (BOTTOM DEAL) para el público los 2 primeros ases
y colócalos alineados enfrente en la mesa. Llamaremos a estos 2 paquetes A y B. A continuación
reparte la siguiente carta de arriba (UN AS) en lo que será el paquete C. Ya por último da de abajo
(BOTTOM DEAL) una vez mas, dejando otra carta indiferente en lo que llamaremos paquete D.
4 - Gira el resto de las cartas cara arriba y aguántalas en la m. i. en posición para realizar la dadadoble
(de arriba y abajo a la vez) DOUBLE DEAL.
5 - Cuenta encima de la mesa la 1ª carta de la cara del paquete. Da también la 2ª carta en la mesa.
Ahora ejecuta la dada-doble, repartiendo a la vez una carta indiferente con uno de los 3 ases
restantes debajo oculto. El público debe creer que has contado tan sólo 1 carta en éste momento.
Cuenta 2 cartas mas y haz la dada-doble otra vez y de la misma manera. Da 2 cartas mas y para
acabar cuenta las 2 últimas cartas como una. Serán 1 carta indiferente con un as debajo oculto.
Esta enseñada se hace para mostrar, aparentemente las caras de las 12 cartas indiferentes una vez
mas, aunque en realidad sólo se cuentan 9 cartas. No obstante éste hecho pasa desapercibido para
el público ya que no se plantea como un contaje sino como enseñada.
6 - Pon el paquete cara abajo en la m. i. en posición de dar para, a continuación repartir una a una
cartas encima de las 4 enfrente de la mesa. Empieza por la izquierda A y continua hacia la derecha,
sucesivamente hasta agotar todas las cartas. El público cree que las cartas que estaban colocadas en
la mesa de antemano son los ases. En realidad, estos se encuentran reunidos en el tercer paquete. O
sea, el paquete C.
7 - Fuerza éste paquete por tú método preferido. Luego, ves enseñando progresivamente cada uno
de los paquetes mostrando que los correspondientes ases han desaparecido. Para finalizar enseña el
paquete C con los ases en él. Este juego lleva éste titulo en el libro de JEAN HUGARD & FRED
BRAUE, "Expert card technique" puesto que, el autor al escribir su libro " and a pack of cards " lo
suprimio a última hora, guardandolo celosamente como una joya que es. Por último y para acabar
es necesario decir que, en éste juego no se requiere mucha habilidad para ejecutar la doble-dada ya
que se hace con un paquete de pocas cartas. También he de añadir que, después de haberlo
probado en diversas ocasiones he de reconocer que es un juego especialmente para magos. Es en
éste tipo de público donde el lector puede obtener sus mejores resultados y satisfacciones.
***
ASAMBLEA DE ASES - I
METODO:
1 - Haz un abanico en la m. i. Saca los 4 ases y déjalos cara abajo encima de la mesa. Coloca el
paquete de cartas restantes a tu lado izquierdo y recoge los ases en el siguiente orden: trébol,
corazón, picas y diamante. " El as de trébol, de corazón, de picas y el de diamantes" - comentas.
Pásalos ahora de mano a mano mostrando invariablemente que son los 4 ases.
2 - Coge el paquete de cartas restante con la m. i. y pon los 4 ases encima, uno a uno. "Trébol,
corazón, picas y diamantes" reiteras. " Señoras y señores, los pájaros de pluma son conocidos
porque vuelan juntos. Déjenme enseñarles que extraños pájaros son estos 4 ases. Extraños como se
verá, los ases son como los seres humanos; sienten afinidad por otro como ellos, por ejemplo, los
coleccionistas de sellos por la compañía de otros filatélicos, o los aviadores con otros aviadores a
los cuales no les gusta comparar su puntuación con la de otros en los picados en barrena,
tirabuzones, y cosas así. El caso es que estos ases tal como ellos quieren estar juntos". Inserta tu
dedo meñique aprox. en la mitad del mazo y haz el salto mientras hablas, manteniendo una
separación entre las 2 mitades luego. Ahora, corta por la Separación y lleva otra vez los ases
arriba. Este movimiento se hace como finta para el público. Lentamente reparte los ases en línea
sobre la mesa. "Fíjate en los ases bien de cerca" le dices a los espectadores, "El pase mágico está
listo para empezar". Apunta a cada carta y di, "Pero el pase mágico todavía. . . los cuatro ases -
trébol, corazones, picas y diamantes- fueron colocados encima de la mesa de la manera más
honesta posible". Alguien seguro que desafiará esta posición; pero si no se hace el desafío pretende
escuchar a alguien que los ases no son las cartas de la mesa.
3 - "A beneficio de los escépticos, empezaremos otra vez, "remarcas amigablemente. Toma los
cuatro ases y vuélvelos a colocar en la parte superior del mazo, mostrando cada as con gran
claridad y enfatizando el hecho de que, de derecha a izquierda, ellos son el de trébol, corazones,
picas y diamantes. Sostén el paquete para hacer el corte Charlier y, mientras protestas de que tu no
pensabas hacer trampas tan pronto en el truco, gesticula hacia la izquierda con la mano derecha, el
brazo atraviesa el cuerpo y por un momento medio oculta el mazo. Durante este instante deja que
la mitad del mazo caiga encima del pulgar izquierdo sobre la palma, entonces deja caer la mitad
superior. Los ases quedarán igualmente en la parte superior, los espectadores observarán un
movimiento furtivo de los paquetes y decidirán que algún truco se ha hecho.
4 - "Yo repartiré los cuatro ases, trébol, corazón, picas y diamantes, honestamente y claramente
encima de la mesa, " tú continuas. Reparte tres cartas; cuando se reparte el tercer as o se empuja
fuera del mazo con el pulgar izquierdo el cuarto as y la carta indiferente que está debajo son
empujadas también hacia la izquierda. Cuando la mano derecha reparte el tercer as los dedos
izquierdos cuadran el mazo, la punta del dedo meñique se inserta bajo las dos cartas superiores en
preparación para un doble lift.
5- "Y el cuarto as se coloca a la derecha de la línea, "tú concluyes, radiante. Empuja las dos cartas
superiores como una y agárralas por los extremos entre el dedo corazón derecho y pulgar; gesticula
con la mano derecha, enseñando la cara de la carta indiferente mientras hablas. Junta las manos,
deja caer la carta que está en la cara encima del paquete, lleva el as que queda en la mano hacia la
derecha y déjalo caer encima de la mesa. "Seguramente ustedes no sospecharán de mí, " tú
remarcas. "Los cuatro ases están encima de la mesa, y ahora procederemos con el juego. " Los
espectadores, de todas maneras, sabrán certeramente que al menos una carta no es un as, y pedirán
que la carta de la mano derecha se enseñe. Con aire de ingenuidad, lentamente gira cara arriba los
cuatro ases mientras nombras los palos al hacer esto -trébol, corazones, picas y diamantes-. (Esta
continuada reiteración del orden de los palos es para establecer esta secuencia de palos en la mente
de los espectadores.) Reúne los ases, muestra que ellos están en el consecuente orden por palos y
colócalos claramente y abiertamente en la parte superior de la baraja.
6 - "Anteriormente yo nunca me he enfrentado ante un público tan suspicaz y desconfiado, "tú
remarcas en un tono de dolor maravillado. ¿Cómo esperáis que yo os engañe si os fijáis en mí
como un halcón en cada momento?" Al decir esto empalma dos cartas de la parte inferior del mazo
por medio del empalme de abajo, y vuélvelas a colocar en la parte superior por medio de la
añadida a una mano; o, si tu prefieres haz un side-slip de dos cartas del centro a la parte superior,
separadamente, bajo la cobertura de girar la mirada para que varias personas se fijen en ti.
7 - " Repartiré los ases en la manera mas clara posible, " anuncias, " bajo condiciones
absolutamente que impiden cualquier trampa o tontería. " Secretamente habrás preparado un triple
lift, de manera que ahora la punta del dedo meñique izquierdo mantiene una separación bajo las
tres cartas superiores. Empuja esas tres cartas hacia fuera del mazo con el pulgar izquierdo, como
una, y gíralas cara arriba cuadrándolas sobre el mazo. "El primer as, el as de trébol, "tú observas.
Gira las tres cartas cara abajo y empuja hacia fuera la carta superior indiferente, usando la misma
técnica que se usa en el triple lift, y coloca esta carta encima de la mesa.
8 - " El próximo as fue... déjame ver, el as de corazones, " remarcas. Habiendo establecido
previamente la secuencia de los palos no puede haber duda en la mente de los espectadores de que
cada as ha sido mostrado, uno tras otro, un punto psicológicamente importante. Haz la preparación
para el levantamiento y, como en la acción precedente, gira las tres cartas cara arriba exponiendo
la cara del as de corazones, tácitamente "probando" que el as de trébol ha sido colocado encima de
la mesa. Gira las tres cartas cara abajo, saca la carta superior y diferente y colócala a la derecha de
la carta que se colocó primeramente en la mesa.
9 - Haz la preparación para el levantamiento mientras dices, "el as de trébol, y el as de corazones
están encima de la mesa; el tercer as es el as de picas. "Haz un triple lift, mostrando el as de picas,
gira las tres cartas cara abajo y saca la carta superior, el as de trébol, y coloca este encima de la
mesa. Sigue el mismo procedimiento una vez más, mostrando el cuarto as, el as de diamantes,
haciendo un triple lift; gira las tres cartas cara abajo y saca la carta superior, el as de corazones, y
colócalo encima de la mesa. Las condiciones son ahora las siguientes: cuatro cartas quedan cara
abajo encima de la mesa. Y de izquierda a derecha son las siguientes: carta indiferente, carta
indiferente, as de trébol, as de corazones. Los ases de picas y diamantes están en la parte superior
del mazo. Desde el punto de vista del espectador, se han mostrado cuatro ases, cada uno de los
cuales ha sido colocado encima de la mesa.
10 - Haz la preparación para el levantamiento y gira las tres cartas superiores cara arriba encima de
la baraja, exponiendo la cara de una carta indiferente, finalmente y concluyendo demuestra que los
ases han sido puestos encima de la mesa. esta acción puede ser hecha sin ningún comentario, de
manera implícita; Los espectadores notarán que en este punto no es bueno insistir demasiado ya
que los ases actualmente están encima de la mesa para que el artista decida decir al final la famosa
frase de Shakespeare "no protestes demasiado".
11 - Pela nueve cartas encima de los ases de picas y diamantes con una mezcla en las manos. Dile
a un espectador que piense un número entre el 1 y el 4. Una vez dicho su número, fuerza uno de
los ases colocados en 3ª y 4ª posición de izquierda a derecha. Empuja este as, el cual nosotros
llamaremos as de trébol en tercera posición, un poco hacia adelante.
12 - Cuenta tres cartas de la baraja y déjalas sobre el primer paquete; cuenta tres cartas más y
déjalas encima del segundo paquete; cuenta tres cartas más y déjalas en el cuarto paquete; simula
exactamente las acciones preferentes pero en realidad haz una falsa cuenta y saca dos cartas como
tres, colocando esas sobre el tercer paquete, el as de trébol, la carta elegida por el espectador.
13 - Párate ahora y recapitulemos ahora lo que hasta ahora ha sido hecho. "Tres cartas han sido
colocadas encima de los cuatro ases," tú estableces. "Lo que ahora propongo hacer, desafiando las
leyes de la óptica, es causar que los ases vuelen juntos en un paquete, como si pareciera, que son
pájaros de una misma pluma que vuelan juntos. " Toma el primer paquete y colócalo en la mano
izquierda; toma el segundo paquete y también déjalo en la mano izquierda. Levanta el cuarto
paquete y, haz como si fueras a dejarlo encima de los paquetes de la mano izquierda, pero colócalo
bajo este grupo de cartas, colocando el as de diamantes en la cara del paquete. Corta por debajo de
este paquete de doce cartas para hacer una mezcla en las manos, reteniendo el as de diamantes en
su cara y mezcla todo encima. Un momento más tarde gira el paquete hacia arriba para realizar
otra mezcla y asegúrate de que el as de diamantes lo ven los espectadores. Pela dos o tres cartas y
mezcla el paquete encima, manteniendo una separación bajo el as de diamantes con la punta del
dedo meñique izquierdo.
14 - Párate, dirígete a tus espectadores benevolentemente, y anuncia: "Las palabras mágicas están
preparadas para ser oídas, y yo sugiero que te fijes en todos mis movimientos. Si te fijas
demasiado de cerca, verás como se hace el truco; Mantén tu mirada sobre las cartas de la mesa,
pero estante atento: si tú pestañeas demasiado, tú no verás la s cartas, como un hombre sobre el
trapecio, vuela a través del aire con la más grande de las facilidades. "Al decir esto haz un side-slip
del as de diamantes colocando el dedo meñique izquierdo en la palma de la mano derecha. De una
manera fuerte y que se note chilla: "venga".
15 - " Mira" exclamas, inmediatamente extiendes las cartas en la mano izquierda cara arriba sobre
la mesa. "Los ases han desaparecido" durante el momento en el cual los espectadores están
mirando a las cartas en la extensión de la mano izquierda, alcanza con tu mano derecha y ,
llevando los tres ases hacia ti mismo, añade el as empalmado.
16 - Mantén los cuatro ases, dorso hacia afuera, en la mano derecha como con la mano izquierda tú
esparces cara arriba las cartas indiferentes. "No hay ni un as" te maravillas. "Yo he sido afortunado
puesto que vosotros habéis parpadeado precisamente en el momento erróneo, porque durante este
breve parpadeo del ojo los ases volaron a través de la mesa y.. . aquí están. Lentamente gira las
cartas en la mano derecha extendiéndolas, y mostrando que los cuatro ases se han congregado en
un paquete. No hay otro truco con cuatro ases en el cual éstos sean aparentemente colocados sobre
la mesa con extrema claridad. Usando la técnica del triple lift, e imaginaremos que el mago está a
una distancia de unos 30cms. de su público, se verá que el triple lift no es difícil como técnica
tanto como se creía en el pasado. Incluso, el triple lift puede ser hecho bajo condiciones
extremadamente cercanas sin que se detecte; consecuentemente, bajo las condiciones descritas
anteriormente su uso es enteramente indetectable, y esta versión del truco de los cuatro ases
encontraremos que es sorprendentemente fácil y engañosa. A lo largo del truco, por conveniencia
se ha explicado de realizarlo encima de una mesa, también es especialmente bien preparado para
usarlo como juego de pista o en otro extremo, como truco íntimo. En último caso, el repartir se
hace mientras arrodillándote, las cartas se reparten en el suelo
***
ASAMBLEA DE ASES - I I
El siguiente es un nuevo método de realizar un truco el cual gozó de gran popularidad años atrás.
Aquí se recapitula brevemente el viejo método de manera que se demuestra como diferentes
pensamientos, acercándose a un problema idéntico, solventan éste de diferentes maneras.
EFECTO:
Cuatro cartas son mezcladas dentro de la baraja, la cual se da al espectador para que la corte en
cuatro paquetes. Un arreglo de las cartas superiores se hace por el ayudante. Cuando la carta
superior de cada paquete se gira cara arriba cada uno de ellos son las cuatro cartas originales.
MÉTODO VIEJO:
1. Haz un abanico con la baraja, dale al espectador a sacar cuatro cartas del mismo valor -dígamos
que son los cuatro ases- éstos se colocan separadamente a la vez que mezclas la baraja. Lleva esas
cartas a la carta superior por cualquier método, la mezcla hindú es un buen método para esto,
realmente es rápida y engañosa. Un truco de esta clase, el cual depende su éxito de la confusión de
la mente de los espectadores, debe siempre ser realizado animadamente, sin tiempo malgastado
innecesariamente.
2. Haz una mezcla falsa con corte falso, conservando los ases en la parte superior.
3. Coloca la baraja sobre la mesa y dile al espectador que corte la cuarta parte de la baraja por la
parte superior y la coloque sobre la mesa. ; entonces que corte una cuarta parte más colocando
éstas a la derecha de los primeros dos paquetes; y entonces una cuarta parte más. Considerando los
paquetes como A, B, C y D, los cuatro ases estarán en la parte superior del paquete B.
4. Pídele al espectador que tome una carta de la parte superior del paquete A y lo coloque encima
del paquete D; una carta de la parte superior del paquete C y la coloque sobre A; una del paquete B
al paquete D (un as); uno del paquete A al paquete C; uno del paquete B al paquete A (un as); uno
del paquete D al paquete C (un as); y uno desde el paquete B al paquete D (un as). Este
movimiento de las cartas es confuso para los espectadores, los cuales no alcanzarán a seguir la
charla si las instrucciones son dadas sin pausa. Las cartas en la parte superior de cada paquete se
giran cara arriba, probando que cada una es un as.
MÉTODO NUEVO:
El siguiente método, recientemente introducido en el ámbito mágico, consigue el mismo resultado
pero de diferente manera:
1. Haz una extensión de cartas sobre la mesa, cara hacia abajo, invita a un espectador a sacar
cualquier carta. Recoge el mazo, haz un abanico por presión y saca las otras tres cartas del mismo
valor que la carta elegida. Imaginemos que también son los cuatro ases.
2. Muestra los ases y devuélvelos a la baraja, controlándolos en la parte superior. Haz una serie de
falsas mezclas y cortes.
3. Coloca la baraja ante el espectador y dile que corte ésta en cuatro paquetes, A, B, C y D, de las
cuales las cuatro cartas del paquete D serán los cuatro ases.
4. Dile al espectador que tome el paquete A en sus manos, coloque tres cartas de la parte superior a
la inferior, y coloque la siguiente carta sobre el paquete B, la siguiente sobre C, y la tercera carta
sobre D.
5. Dale el paquete B, dile que coloque tres cartas de la parte superior a la inferior, y que coloque la
siguiente carta sobre A, la siguiente sobre C y la tercera sobre B.
6. Repite el mismo procedimiento sobre el paquete C, colocando tres cartas desde la parte superior
a la inferior y una carta sobre los paquetes restantes A, B y D.
7. Finalmente, haz que realice la misma acción con el paquete D, colocando tres cartas de la parte
superior a la inferior y una en la parte superior de A, B y C. La carta superior de cada uno de los
paquetes será ahora un as. Veremos que en ambos métodos el truco se describe como una
variación del juego de los cuatro ases, éste es un muy aceptable método de revelar cuatro cartas
elegidas por otros tantos espectadores. Ambos métodos son fáciles y efectivos, y pueden dar lugar
a una variedad de maneras de presentar. En el primer método, la razón para mover las cartas
superiores es que se pretende como mezclar las cartas; esto es lo que creerán los espectadores.
***
LOS ASES DE BERTRAM
Como cada cartomago sabe, un pequeño giro en la presentación de un truco a menudo se
transformará de un truco que se recibe con apatía por un público a uno al cual el público le crece
el interés por conocerlo.
Uno de los trucos más efectivos en el repertorio de Charles Bertram el gran artista mago inglés
fue el truco de los cuatro ases. Su método ha sido dado en "El Mago Moderno" (The Modern
Conjurer), pero en esta descripción, Bertram con la ayuda de un giro el cual él usa en el clímax
del juego le da al truco más brillantez. Una breve recapitulación del juego como lo realizaba
Bertram es esta:
1. Empalma cuatro cartas indiferentes en la mano derecha antes de dar la baraja a un espectador
que te va a ayudar para que saque los cuatro ases.
2. Cuando el espectador encuentre y saque los ases, lleva tu mano dentro de su bolsillo interior de
la americana, dejando tres cartas ahí y sacando una. Haz como si el espectador se burlara de tí
cuando muestras esta carta, deplorando su duplicidad al robar cartas de la baraja.
3. Coloca los cuatro ases en la parte superior de la baraja y, tomando ésta de manera sospechosa
haz creer que tú has manipulado la baraja. Pregunta, ¿Dónde están los cuatro ases? si alguien
responde que están en la parte superior, haz secretamente el salto llevándolas a la mitad de la
baraja enseñándolos ahí; pero si la respuesta es "en el centro", muestra las cartas en la parte
superior.
4. Coloca los ases cara abajo sobre la baraja, haz un ruido de hojear la baraja en alto pasando el
pulgar contra el lado corto interior de la baraja, y repartiendo los cuatro ases cara abajo sobre la
mesa. Pregunta si el espectador está satisfecho de que las cartas encima de la mesa sean los ases;
generalmente replicará que él no cree que estén ahí.
5. Muestra los cuatro ases, empalma tres cartas de la parte superior de la baraja y coloca ésta en la
mesa, pide al espectador que te está ayudando que vuelva a colocar los cuatro ases en la parte
superior. Cuando él haya hecho esto toma la baraja y secretamente añade las tres cartas
empalmadas. Haz un gesto como si fueras a repartir los ases y entonces como en un pensamiento
dí, "aquí, estarás satisfecho de que se han repartido los ases", y coloca la baraja en la mano
izquierda del espectador.
Continúa diciendo, "reparte los ases en línea, así de esta manera" y, bajo el modo de las
instrucciones de la naturaleza del repartir agarra la muñeca de la persona con tu mano izquierda y
guiare hacia los puntos que tú deseas que se repartan las cuatro cartas, cuando las tres cartas
indiferentes (supuestamente los ases), estarán en una línea sobre la mesa, y la cuarta carta el as,
estará en el extremo derecho de la línea.
6. Gira hacia arriba la cuarta carta, dejando a los espectadores ojear su cara, y di, "coloca tres
cartas encima de este as. " Guía el brazo del espectador que te está ayudando hasta que los tres
ases (supuestamente cartas indiferentes) se reparten sobre el as de la mesa, y una o dos cartas
indiferentes han sido colocadas en el segundo supuesto as en línea sobre la mesa. Suelta la muñeca
del espectador y dile que mire las cartas que ahora están siendo repartidas para probar que son
cartas indiferentes, dándole la opción de sacar esas cartas que se reparten de cualquier parte de la
baraja que él desee, esta acción continúa hasta que los cuatro paquetes de cuatro cartas sobre la
mesa, el paquete hacia la derecha está compuesto de los cuatro ases. Es en este punto que el truco
da un pequeño giro y cambia su apariencia.
7. Pídele al espectador que elija uno de los cuatro paquetes y por cualquiera de los métodos que
utilizan los magos fuerza el paquete que está en el lado derecho según el espectador. Cuando este
paquete ha sido finalmente elegido, o forzado, pídele al espectador que coloque ambas manos
sobre éste, ocultándolo completamente. Toma los restantes paquetes y empalma tres cartas de entre
estas doce mientras dices, "mi juego es éste: yo voy a sacarte tres cartas indiferentes, incluso... "
lleva tu mano rápidamente al brazo del espectador y saca las tres cartas empalmadas en un abanico
de su sobaco, mostrando los dorsos solamente",. . . y ahora te voy a mandar los tres ases. ¡Vamos!"
Hojea el paquete en tu mano izquierda, extiende las cartas mostrando sus caras para probar que los
ases han desaparecido, y dile al espectador que gire su paquete cara hacia arriba y muestre los
cuatro ases al público.
8. Acepta el aplauso y di, "¿Visteis como lo hice? Dejadme que os lo enseñe. Aquí están las tres
cartas que yo tomé de ti." Toma tres cartas del paquete de las doce, las cuales han sido
abiertamente contadas, y haz un abanico con ellas, mostrando sus dorsos solamente. "Yo te las voy
a mandar a uno de tus bolsillos".
Vuelve a colocar las tres cartas sobre el paquete, hojea ésta notoriamente, mostrando la mano
derecha casualmente, y entonces empalma tres cartas del paquete y extiende las nueve cartas
restantes sobre la mesa. Cuéntalas una por una. "Nueve cartas solamente. Tres cartas han
desaparecido. Ahora si usted busca en uno de sus bolsillos señor, usted encontrará tres cartas. " El
espectador encontrará las tres cartas perdidas en su bolsillo interior de la americana y el juego
acabará con entusiasmo. "Ahora, señor, le agradezco su ayuda, y quisiera pedirle un favor",
Bertram concluía "no le diga a nadie como se hace".
Este fue el truco de los ases de Charles Bertram. Nótese que el cambio en la rutina es solo un
detalle menor, y todavía sirve para enlazar el efecto del juego.
El final en el cual se prueba que las tres cartas han desaparecido de entre las doce mantenidas entre
las manos hace que el final cuando se descubren esas cartas en el bolsillo del espectador hace más
engañoso y le da más credibilidad a la teoría de que el mago tiene un método secreto de hacer que
las cartas vuelen invisiblemente de un lugar a otro.
***
LOS ASES SIMPATICOS
El principio de las monedas simpáticas, lo describió por primera vez Hilliard en el libro "El arte
de la magia" y le dio el crédito a YANK HOE, ahora se aplica alas cartas. Por norma general, se
usan los ases, pero con cartas existe la dificultad de que son cuatro palos diferentes. El método
siguiente elimina ésta dificultad de una manera muy ingeniosa y el juego encontraremos que es
más efectivo y popular que el de las monedas.
EFECTO:
Los 4 ases se colocan en las esquinas de un papel de periódico el cual se extiende sobre la mesa; se
cubre un as con un trozo de papel y las otras 3 cartas se juntan invisiblemente, una tras otra.
REQUISITOS:
Cualquier mazo de cartas, un periódico, un lápiz negro, 2 cuadrados hechos de papel de periódico.
REALIZACION:
Extiende la gran hoja de papel de periódico sobre la mesa y dobla 2 mitades de una hoja de papel
de periódico por la mitad, otra vez y otra vez, para hacer 2 cuadrados que hagan unos 23 cm por
18cm.
Saca los cuatro ases de la baraja y deja las restantes cartas a un lado. Prepara los ases en este
orden: trébol, corazones, picas, diamantes, el as de trébol debe ser la carta superior del paquete.
Presta especial atención a este orden y reparte las cuatro cartas en línea, cara abajo, encima del
periódico pero mostrando la cara de cada as y nombrándolos mientras tú repartes. Revisa tu mismo
llegado este momento, remarcando, "no, yo lo voy a hacer diferente. "
Toma los ases uno a uno, empezando con el as de trébol, y ponlos en forma de abanico en la mano
izquierda en el mismo orden, trébol, corazones, picas, diamantes, con las caras hacia los
espectadores. Con lápiz escribe una letra mayúscula T (trébol) en la esquina izquierda superior del
periódico, C en la esquina superior derecha, P en la esquina inferior izquierda y D en la esquina
inferior derecha.
Cuadra el paquete y reparte la primera carta, el as de trébol, justo debajo de la letra T, enseñando a
los espectadores un poquito su cara mientras haces esto. Haz una dada en segunda de la próxima
carta y pon el as de picas cara abajo bajo la letra C. Haz una dada en segunda otra vez y deja el as
de diamantes bajo la letra P. Finalmente coloca la carta restante, el as de corazones, bajo la letra D,
La acción de repartir debe ser hecha al mismo tiempo que antes, sin prisa, para luego proceder
inmediatamente con la próxima acción.
Toma los dos cuadrados de papel doblado, uno en cada mano, pulgares por encima dedos por
debajo, y con ellos cubre los dos ases con la parte superior del periódico, el as de trébol y el as de
corazones (en realidad el as de picas) nombrándolos y llamando la atención de que los otros dos
ases (supuestamente) el as de picas y el as de diamantes quedan a la vista (esos dos son en realidad
el de diamantes y el as de corazones). A continuación, mueve los cuadrados de papel para cubrir
los dos ases inferiores, dejando los dos superiores visibles, siempre nombrando las cartas de
acuerdo con las letras que están escritas en el periódico.
Cubre las dos cartas del lado izquierdo y luego las dos en el lado derecho, los cuadrados de papel
en la mano izquierda cubriendo el supuesto as de corazones y en la derecha el supuesto as de
diamantes. Mira a los espectadores y pregúntales si entienden la situación perfectamente, diciendo
que con dos ases cubiertos, los otros dos están siempre a la vista del público. Al mismo tiempo
toma el as de corazones con los dedos derechos bajo el cuadrado del papel de periódico y sosténlo
contra el lado inferior del cuadrado. la mejor manera de realizar esto es haciendo un pequeño
movimiento hacia adelante con la mano y cubriendo con el cuadrado la carta. Este mismo
movimiento puede ser hecho cada vez que tu cubres una carta, de manera que se hace invisible.
El momento crítico ha llegado ahora. Levanta el cuadrado de papel en la mano derecha, dejando su
lado corto frontal apuntando hacia abajo e inmediatamente pon el cuadrado de papel de la mano
izquierda sobre el punto que se está descubriendo, haciendo ésto de tal manera que no haya
posibilidad para los espectadores de descubrir que la carta ha sido robada. Mueve el cuadrado de
papel de la mano derecha para cubrir el supuesto as de picas en la esquina inferior izquierda,
preguntando a los espectadores si los ases de las otras dos esquinas quedan visibles.
Finalmente mueve el cuadrado de papel de la mano derecha para colocarlo encima del as de trébol
dejándolo ahí, dejando caer el as de corazones secretamente y, con la mano izquierda, liberando su
cuadrado el cual se supone que cubre el as de diamantes. Toma la esquina inferior izquierda del
periódico con la mano izquierda, pulgar encima, dedos debajo, y levántalo unos pocos cm. Con la
mano derecha toma el as de picas, diciendo que es el as de corazones, deslizándolo debajo del
papel por la esquina que se ha levantado con la mano izquierda y empujando la mano bajo el papel
y empujándola en el punto por el cual el as de trébol está cubierto con el cuadrado de papel pero,
cuando la mano derecha lo pasa a la mano izquierda, deja el as de picas entre el índice y corazón
izquierdo, teniendo cuidado de no mostrar excitación cuando se pasa este a la mano derecha. Con
tu mano izquierda retienes todavía la esquina izquierda del periódico.
Ordena al as de corazones que pase hacia arriba a través del periódico para que se junte con el as
de trébol. Con la mano derecha levanta el cuadrado de papel que está cubriendo el as de trébol y
muestra que ahí quedan dos cartas. Pasa el cuadrado otra vez a la mano izquierda, el cual toma éste
con el pulgar por encima y los dedos por debajo llevándose el as de picas secretamente. Gira el as
de corazones caro arriba con la mano derecha para demostrar que ha obedecido tus órdenes.
También gira el as de trébol cara hacia arriba. Coloca el cuadrado de la mano izquierda sobre esos
dos ases, dejándolos cara arriba, y secretamente deja caer el as de picas con el cuadrado.
Otra vez levanta la esquina izquierda del periódico con la mano izquierda, tomando el supuesto as
de picas con la mano derecha y repitiendo exactamente las mismas operaciones para que pase éste,
aparentemente, a través del periódico y se junte con el as de trébol y el as de corazones. Cuando tu
levantas el cuadrado para mostrar que ha llegado, pasa el cuadrado otra vez a tu mano izquierda
para llevarte el as de diamantes secretamente bajo éste. Gira el as de picas cara hacia arriba.
Cuando tu vuelves a colocar el cuadrado encima de los tres ases y secretamente dejas caer el as de
diamantes, la coordinación es completa, desconocida, desde luego, para los espectadores.
Para completar la ilusión todo lo que se requiere es el aparente viaje del as de diamantes el cual se
supone que está debajo del cuadrado en la esquina inferior derecha del periódico. Tú dices que tu
vas a pasar éste hacia abajo y, tomando el cuadrado por sus caras entre tus manos, pulgares en la
parte superior y dedos por debajo, haz como si pretendieras levantar la carta bajo el cuadrado y
colocando ambos en la parte superior del cuadrado cubrir los tres ases.
Ordena al as de diamantes que pase hacia abajo para que se junte con los otros tres ases,
levantando el cuadrado superior para mostrar que se ha ido y entonces levanta el segundo cuadrado
revelando la cuarta carta. Gira esta carta cara arriba mostrando que se ha completado la asamblea.
El truco puede ser realizado mejor deliberadamente al principio para dar la impresión de que se
ordena que el orden de los palos está en la mente del espectador y entonces proceder
animadamente hacia el final. En lugar de la dada en segunda la cual, de cualquier manera, es muy
fácil con solo tres cartas en la mano, se puede utilizar la carta corrida. En tal caso el orden de los
palos debe ser invertido. La carta inferior del paquete, el as de trébol se muestra y se reparte
primero, se enseña brevemente su cara; y entonces se da el as de corazones otra vez, los otros dos
ases se reparten en sus posiciones y el as de corazones se da al final de todo. Con el resto de la
rutina se procede como se ha indicado anteriormente.
***
ASES SLAP
Este es uno de los pocos efectos con cartas que se puede realizar para pequeñas o grandes
audiencias.
Desarrollado por el desaparecido Nate Leipzig, éste fue uno de los juegos que dio fuerza y quedó
en el gran programa del mago hasta el final, una joya de juego la cual le dio múltiples
satisfacciones a cientos de miles de personas.
Técnicamente el juego no es difícil pero su efecto depende de la presentación sin la cual este juego
es otro juego de cuatro ases.
Se han impreso varias explicaciones; todas éstas fueron correctas pero no completas. Se han
hecho algunas modificaciones en éste manejo. Llegando el truco ha alcanzar uno de los más altos
exponentes de los juegos con cartas, pero el efecto ha permanecido sin cambios.
EFECTO:
El mago invita a dos (o más) espectadores para que le ayuden. Coloca uno a cada lado del artista y
en cada una de las manos tiene dos de los cuatro ases. Una de las personas coloca sus ases, uno en
la parte superior y uno en la parte inferior de la baraja. La otra persona coloca sus ases en el medio.
El artista da un manotazo a la baraja y los ases desaparecen, ahora esto se prueba enseñando cada
carta de la baraja. Entonces, manteniendo la baraja caras hacia afuera y mostrando su mano
derecha vacía, da un manotazo a la carta de la cara y ésta instantáneamente se transforma en un as.
El mago repite la operación con los dos ases más y finalmente el último as aparece cuando uno de
los espectadores golpea la cara de la baraja.
REALIZACIÓN:
Saca dos espectadores para que te ayuden, colocando uno en cada lado de, y cerca a, ti. Entonces
procede de la siguiente manera:
1. Extiende la baraja y saca los cuatro ases, incidentalmente muestra que la baraja es corriente y
que hay solo cuatro ases. Dales dos ases a cada uno de los espectadores; a los cuales llamaremos A
y B.
2. Gírate hacia el espectador en tu derecha, diremos A y mantén la baraja por sus lados cortos en tu
mano derecha y déjale que coloque un as en la parte inferior; pon la baraja en tu mano izquierda,
cara abajo, y dile que coloque su segundo as en la parte superior. Levanta la baraja y muestra el as
inferior, devuelve la baraja a tu mano izquierda y otra vez muestra el as superior. Vuelve a colocar
la baraja en tu mano.
3. Gírate al espectador en tu izquierda, diremos B, diciéndole que mantenga en alto sus dos ases y
que los muestre a todo el mundo. Al hacer esto, haz el salto, llevando los primeros dos ases al
medio de la baraja, manteniendo una separación entre los dos paquetes, levanta el lado corto
interior del as en la parte superior del paquete inferior con tu pulgar derecho y desliza la punta del
dedo meñique bajo él.
Toma la baraja por los lados cortos con la mano derecha, el pulgar asegurando la separación en el
lado corto interior de la baraja.
Invita al espectador B a colocar sus dos ases en el centro de la baraja, al mismo tiempo, mantén tu
mano izquierda bajo éste y deja que del paquete inferior caigan poco a poco cartas, hasta que se
alcanza la separación.
Dile al espectador que coloque sus dos ases encima de esas cartas, y vuelve a colocar el paquete de
la mano derecha encima, dejando el as que está en la parte inferior de este último paquete que se
deslice hacia la punta del pulgar derecho y poniendo la punta del dedo meñique izquierdo sobre él.
Cuadra la baraja, manteniendo la separación.
4. Gírate al espectador A haciendo el salto mientras haces esto. La posición ahora es la siguiente.
Los primeros dos ases están otra vez en la parte superior e inferior, pero los otros dos están
directamente bajo el as superior. Como antes, muestra el as inferior y el as superior
deliberadamente. Gírate al espectador B y casualmente extiende la baraja, diciéndole, "Y tus dos
ases están en el centro, " y una vez más cuadra el mazo otra vez. Todos han visto los primeros dos
ases que quedan en su posición, esto da la garantía de que los otros dos están en el centro.
5. Gírate al espectador A diciendo: "¿Tú crees que yo puedo hacer que los cuatro ases
desaparezcan de la baraja instantáneamente?" en este mismo momento empalma las dos cartas
inferiores en la mano derecha, aguantando la baraja en esa mano y haciendo un gesto casual con la
mano izquierda. "¿No lo crees así?" Tú continúas. "Fíjate. Yo simplemente doy un manotazo a la
baraja y los ases se van.
Pon la baraja en la mano izquierda cara hacia abajo, y da un manotazo con la mano derecha
depositando las dos cartas empalmadas ahí, colocando el cuarto as con los otros tres y una carta
indiferente en la parte superior.
Muestra la carta superior diciendo: "Ves, uno de los ases ha desaparecido". Entonces casualmente
empújala en el centro de la baraja. Levanta el mazo hacia arriba, mostrando la carta inferior, "el
otro as también ha desaparecido".
6. Toma ventaja de esta sorpresa, y mientras té giras al espectador B, empalma 5 o 6 cartas de la
parte superior de la baraja. No esperes a contarlas, simplemente asegúrate de que al menos tienes
5, dos o tres más no marcarán una gran diferencia.
Mantén la baraja cara hacia afuera cerca de su lado corto inferior en la horca del pulgar derecho y
extiende las cartas con sus dedos izquierdos, haciendo un abanico verticalmente, mientras dices al
espectador B "Ves, tus dos ases se han ido". Los ases empalmados se ocultan perfectamente
mientras mantienes las cartas en abanico hacia el espectador B quien mira sus caras y afirma que
ahí no hay ases entre ellas.
7. Cierra el abanico con la mano izquierda de derecha a izquierda, la acción hace que la mano
derecha vaya naturalmente sobre la baraja, depositando las cartas empalmadas en la parte superior
en la acción de cuadrar. Otra vez tienes los cuatro ases en la parte superior.
8. Mantén la baraja cara hacia afuera en la mano izquierda y di "Ha sido un gran éxito los ases han
desaparecido. Esta es la parte simple del experimento; la parte más fuerte es hacerlos volver. Yo
voy a dar un manotazo a la cara de la baraja con mi mano vacía, de la siguiente manera... " Das un
manotazo con tu mano derecha en la carta de cara, "Y en cada manotazo un as aparecerá ahí, " y tú
golpeas la carta inferior.
Colócate de cara y coloca la baraja por la esquina derecha entre el pulgar e índice. Gira tus manos
hacia afuera para mostrar las palmas y el dorso de la baraja. Gírate hacia el espectador B y,
colocando el paquete cara hacia fuera en la mano izquierda con el corazón y anular izquierdos
desliza el as superior dentro de la palma derecha. Al final del movimiento la mano izquierda
sostiene el paquete cara hacia afuera y el dedo índice derecho apunta hacia la carta de cara. "¿Estás
listo?" Exclamas.
De cara al frente, manteniendo la baraja en la mano izquierda un poco por debajo de la altura de la
cintura, la mano derecha unos pocos cm. por encima, y el dedo índice quieto apuntando.
Sucesivamente da un manotazo con la mano derecha en la cara del mazo, depositando el as
empalmado y levantando la mano rápidamente después de esto. No debes quedarte a dormir sobre
la baraja; en el momento de dar el manotazo estira la mano derecha de manera que quede plana y
sujeta la carta curvando ligeramente los dedos izquierdos hacia dentro.
9. Después de una pequeña pausa para que todos se den cuenta de lo que ha ocurrido, toma la
baraja con la mano derecha como antes. Gírate al espectador A y con la mano izquierda súbete la
manga derecha, diciéndole, "Aquí es donde debes fijarte. "Gírate al espectador B, pasando la
baraja a la mano izquierda y, tal como antes, roba el as superior colocándolo en la mano derecha.
Con esta mano una vez has tirado hacia arriba tu manga izquierda diciéndole al espectador B, "Y
tú fíjate en esto. ¿Estáis listos?" Gírate hacia el frente, manteniendo las manos como antes, da otro
manotazo y el segundo as aparecerá.
10. Gírate al espectador A preguntándole si vio de donde vino el as y dale la oportunidad de
agarrar tu mano la próxima vez. Ponte en posición para dar el manotazo a la baraja, mantén la
mano derecha medio cerrada como si ocultaras algo en ella. Levanta la mano como si fueras a dar
un manotazo y el espectador A agarrará tu muñeca.
Gira tu mano vacía hacia arriba. Toma la baraja por los lados cortos como antes haz el robo lateral
con el tercer as y muestra la mano izquierda vacía. "Los ases no vienen de mis mangas o de mis
bolsillos, sino del aire, " tú dices, y tomas la baraja en la mano izquierda, da un manotazo con la
mano derecha y aparecerá el tercer as.
11. Ahora ocurren dos cosas en la producción del cuarto as:
A - tú aseguras al espectador A que el proceso es muy fácil y que él mismo puede hacerlo, el
solamente tiene que golpear la baraja, y, manteniendo la baraja cara abajo, tú la golpeas con tus
dedos derechos pero al dar esta explicación tú has robado lateralmente el último as que va a la
mano derecha y lo dejas en la cara de la baraja mientras la golpeas.
Mantén la baraja hacia ti en la mano izquierda, manteniéndola cara hacia abajo; dale al espectador
para que golpee la carta inferior, a la vez que levanta el paquete hacia arriba para mostrar el cuarto
as.
B - Secretamente gira el último as, dile a A que sostenga hacia arriba su mano izquierda, coloca la
baraja encima cara hacia arriba y dile que la sujete firmemente. El as girado está justo contra su
palma y perfectamente ocultado. Dile que de un manotazo a la baraja con su mano derecha y hará
que el as reaparezca. El da manotazos y nada ocurre.
Déjale probar varias veces, y entonces decide hacerlo tú mismo. Levanta la baraja y alcanza el as
restante girado. "¿Por qué?, tú exclamas. Tú diste el manotazo muy fuerte, hiciste que el as
atravesara la baraja".
La mayor parte de este truco depende de la manera en que tu manejes a los espectadores. Es un
arte en el cual algunos artistas nunca son maestros. Si el público está predispuesto a divertirse con
ellos tú podrás conseguirlo pero asegúrate de que ellos quieren reírse contigo. Una buena estrategia
cuando recibes un espectador en público y al estrechar su mano decirle en voz baja: "Vamos a
divertirnos con ellos". La gran mayoría te ayudará en todo lo que ellos puedan, pero si
excepcionalmente te llega un enemigo. . . manténte sereno, mantén tu sonrisa y guarda tu
compostura. Si tu haces esto y ejercitas un poco de ingenuidad te asegurarás el ganar, puesto que
entonces el público se pondrá de tu lado, pero si actúas de la manera contraria nada de todo esto
ocurrirá.
***
CUATRO ASES AL TIEMPO
Esta versión de este clásico ha sido desarrollada para usarla cuando estés sentado en una mesa y
por esta razón es quizás el mejor que se ha realizado.
El principio que se usa es el de cambiar tres ases por tres cartas indiferentes, el nombre ha sido
tomado del término técnico francés por el cual en el momento favorable en el cual se ejecuta el
truco. La misdirection usada es lo suficientemente fuerte incluso para los bien informados magos
que tomen parte en este juego..
PRESENTACION:
Toma los cuatro ases en la mano derecha y mantén la baraja en la mano izquierda en posición de
dar. Bajo la cobertura de mostrar los ases en abanico en la mano derecha, cuenta con el pulgar
izquierdo tres cartas e inserta la punta del pulgar bajo éstas por su parte exterior, cubriendo la
acción por el hecho de girar la baraja dorso hacia la mesa y a la parte más cercana al cuerpo del
mago.
Cuadra los cuatro ases y dóblalos longitudinalmente, abiertamente, presionando los lados hacia
abajo entre el pulgar y el dedo corazón. Al mismo tiempo dobla las tres cartas contadas con el
pulgar izquierdo en la parte superior de la baraja exactamente de la misma manera presionándolas
entre el pulgar izquierdo y dedos. Esta acción se cubre al tiempo que el brazo izquierdo se apoya
sobre la mesa, el brazo derecho prácticamente oculta la mano izquierda y la baraja.
Deja los ases sobre la mesa cara hacia abajo y empújalos en ésta, mezclándolos abiertamente.
Apunta hacia la posición de cualquier as en particular de manera que, sólo se pueda sospechar cual
de los ases es. Al decir eso, inserta la punta del dedo meñique izquierdo bajo las tres cartas
combadas en la parte superior de la baraja.
Dile a un espectador que elija uno de los cuatro ases tocándolo. Los otros tres restantes, tómalos
por sus lados cortos entre las puntas del dedo pulgar y del dedo corazón. Dile al espectador que
nombre el que cree que ha elegido. Golpea los tres ases sobre la mesa para cuadrarlos, enseñando
un as en la parte inferior de manera que tu cambias la proporción de cuatro a uno a tres a uno,
"porque" mientras tu dices sonriendo "tu has hecho un poco de trampas. Tú has mirado este as que
se muestra en la parte inferior". De esta manera tu planteas la convicción de que los tres ases están
en la mano derecha. El espectador nombra el as que cree que está cara abajo, tú giras este cara
hacia arriba y aquí está el movimiento del cual depende el éxito del truco.
Coloca la punta del dedo corazón izquierdo sobre la esquina interior izquierda del as que está en la
mesa como si esto ayudara a que se pudiera girar mejor. Esta acción lleva el paquete de la mano
izquierda cara arriba con la separación mantenida por el dedo meñique oculto. Mantén todavía los
tres ases entre el pulgar derecho y el dedo corazón, desliza el canto izquierdo del paquete bajo el
lado derecho del as que está en la mesa. y voltéalo cara arriba, como si ejecutaras el enfile
mejicano.
Irresistiblemente los espectadores se fijarán en el as para conocer su identidad. En este instante
continúa la acción de la mano derecha hacia la izquierda, mientras la izquierda también se mueve
en la misma dirección y gira la baraja cara abajo. Al final de esta acción casual (y debe ser un
movimiento lento), el paquete mantenido por la mano derecha será llevado encima de las cartas de
la mano izquierda.
Agarra los lados cortos de los tres lados indiferentes combadas, las cuales están separadas en la
parte superior de la baraja por el dedo meñique izquierdo, entre la punta de tus dedos pulgar
derecho y anular, en el mismo momento que se liberan los tres ases, dejándolos en la parte superior
de la baraja; entonces mueve la mano derecha hacia adelante de una manera natural y con el dedo
corazón empuja el as que está de cara hacia adelante mientras comentas el éxito o fallo de la
sospecha del espectador.
Deshaz el doblez en los tres ases de la parte superior de la baraja hojeando las cartas. Extiende los
tres supuestos ases en la mano derecha cara hacia abajo sobre la mesa y gira el as elegido también
hacia abajo alineándolos con ellos. Finaliza el truco de la manera usual repartiendo tres ases sobre
el as elegido, tres cartas indiferentes en cada una de las otras cartas y finalmente mostrando que los
cuatro ases se han reunido en un paquete.
Lo fuerte de este truco es la convicción por parte de los espectadores de que las manos no se
acercan la una a la otra y de que los cuatro ases están colocados sobre la mesa.
***
ASES PASA-PASA
Esta supuesta demostración de habilidad como si de un tahúr se tratase. No solo demuestra que el
mago puede controlar cartas sino que concluye con un giro sorpresa el cual hace de éste un bello
truco, de manera que le da la forma de exhibición que generalmente no se encuentra en este tipo
de juegos.
EFECTO:
El mago muestra que, después de mezclar y cortar, controla los cuatro ases encima de la baraja.
Después de la primera mezcla, gira la carta superior: es un As rojo. El segundo as se gira después
de una segunda mezcla. Esas cartas se colocan a la izquierda, cara hacia abajo. El mago falla
después de una tercera mezcla; él gira una carta indiferente; y falla también después de un cuarto
intento. Las dos cartas indiferentes son colocadas cara abajo en la parte derecha. Las dos supuestas
cartas indiferentes se voltean cara arriba: son los ases rojos. Las dos cartas en la parte izquierda,
supuestamente los ases rojos, se giran cara arriba: y ahí se encuentran los dos ases negros.
PREPARACION:
se llevan secretamente los cuatro ases a la parte superior de la baraja, los ases negros en las
posiciones 1 y 2, los ases rojos en las posiciones 3 y 4.
MÉTODO:
1. Haz una mezcla y un corte falso mientras explicas brevemente que tu propósito es mostrar como
los jugadores pueden reservarse las cartas buenas para ellos mismos y llevarlas a la parte superior
cuando las necesitan. El paquete de ases que se mantiene en la parte superior.
2. Haz un triple lift, mostrando uno de los ases rojos. Gira las tres cartas cara abajo y deja la carta
superior, un as negro en la parte izquierda cara abajo.
3. Corta aproximadamente por la mitad de la baraja deja en salida interior la primera carta y
mezcla encima. Mantén una separación en la carta con salida interior, mezcla hasta llegar a la
separación y deja caer las restantes cartas encima. Control del paquete superior. El paquete de tres
ases está otra vez en la parte superior.
4. Haz un triple lift, mostrando el as rojo. Muéstrate complacido contigo mismo, gira las tres cartas
cara abajo, toma la carta superior, el segundo as negro, y déjalo cara abajo sobre la primera carta
que se ha repartido. Los dos ases negros están sobre la mesa, aunque los espectadores creen que
son los ases rojos.
5. "Los tahúres dicen que generalmente es extremadamente fácil controlar dos ases", tú explicas.
"Ellos explican que el tercer y cuarto ases son, por varias razones técnicas, más difíciles de
controlar. Durante las dos primeras mezclas el tercer y cuarto ases están perdidos en la baraja y es
muy difícil encontrarlos. Curiosamente, nunca he tenido ningún problema para encontrarlos. "
Muéstrate complacido contigo mismo sonriendo mientras te regodeas en tus propias palabras.
6. Repite la falsa mezcla como en el número 3 llevando los dos ases negros otra vez a la parte
superior. Haz un triple lift una vez más y gira esas cartas cara arriba, mostrando una carta
indiferente. "Yo nunca he fallado" exclamas. " En el momento en que yo empecé a jugar, algo fue
mal". Gira las tres cartas cara abajo, tomando el As rojo de la parte superior de la baraja y déjalo a
la derecha, cara abajo.
7. Repite la falsa mezcla, llevando el último as rojo otra vez a la parte superior. Mantén la baraja
en tu mano izquierda, hojeando su lado izquierdo con el pulgar izquierdo y escuchando
atentamente el sonido del hojeo, la cabeza inclinada hacia un lado. "Yo nunca fallo dos veces
seguidas". Durante estas últimas palabras tú te has preparado para un triple lift. Párate por un
momento y, sin ningún comentario, toca madera con los nudillos de tu mano derecha.
8. Haz un triple lift, mostrando otra carta indiferente. "Como yo os he dicho, hace un momento, yo
nunca fallo a menudo". Gira las tres cartas cara abajo, tomando la carta superior, el último arrojo, y
coloca éste cara abajo a la derecha sobre el as rojo.
9. De manera muy seria, explica que tú al menos has tenido éxito controlando los dos ases rojos -
aquí tú señalas la pila de tu izquierda, supuestamente los ases rojos pero en realidad los ases
negros- el jugador que te muestra el método te ha asegurado que algunas veces puedes fallar,
particularmente con los ases negros, los cuales a menudo son incorregibles e irresponsables. " Los
jugadores son sorprendentemente supersticiosos con los ases negros, " tú explicas.
"Particularmente el as de picas.
Dirígete a un espectador: "yo sé exactamente lo que fue mal, exclamas sonriendo. "Estos no son
los ases rojos" Gira las dos cartas cara arriba y muestra que son los dos ases negros.
10. "¡Sabes, yo nunca pensé que esto me ocurriera a mí!" tú murmuras en voz alta. "Pero ver para
creer. Aquí están los ases rojos". Gira las dos cartas en la parte derecha, supuestamente las cartas
indiferentes, cara arriba, mostrando que son los ases rojos.
El truco da la impresión de una gran habilidad y es un ejemplo de los resultados que se obtienen
con el triple lift.

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME