.

ºº

..

.

domingo, 23 de diciembre de 2012

LA BOLSA DEL HUEVO TARBELL



LA BOLSA DEL HUEVO TARBELL
La Bolsa del huevo es uno de los trucos clásicos de la magia. Igualmente ha sido un truco muy
popular entre los magos y sus espectadores. Es fácil ver el porqué de esta popularidad; La bolsa y el
huevo es un truco compacto y cómodo de llevar; casi no necesita preparación; se puede presentar de
cerca y rodeado; brinda varios efectos mágicos seguidos y su presentación es humorística; finalmente,
es fácil de ejecutar. ¿Qué más se le puede pedir a un truco?
Ha habido varios modelos de bolsas para este efecto pero sin duda una de las mejores es la bolsa
Tarbell. Si la examinas verás que uno de los lados es doble y tiene una abertura disimulada gracias a
los cuadros escoceses de la tela. Gracias a esto, la bolsa se puede mostrar por dentro y por fuera sin
prestar atención especial pues si los espectadores estuvieran rodeando al mago y a corta distancia,
basta con mantener la bolsa en movimiento para que esta abertura permanezca totalmente invisible.
***
La Bolsa del Huevo
Sistema Tarbell
MOSTRANDO LA BOLSA
Para comenzar, mete el huevo por la abertura secreta de la bolsa y sostén esta boca abajo para que el
huevo caiga y quede en la esquina izquierda. Dobla la bolsa por la mitad y métela en un sombrero u
otro recipiente que tengas en tu mesa de actuar. Al momento de ir a presentar el efecto, coje la bolsa
como muestra el dibujo 1. Los de dos de ambas manos entran dentro de la bolsa y los de la izquierda
cubren el bulto del huevo a través de la tela.
La mano derecha se mete dentro de la bolsa y la voltea al revés. Durante esta acción la izquierda
continúa cubriendo el bulto del huevo y sujetando este a través de la tela.
La mano izquierda pasa la bolsa a la derecha y esta última mano cubre entonces el bulto del huevo. La
mano izquierda se abre palma arriba y la derecha golpea la bolsa un par de veces contra ella para
demostrar que no contiene nada.
La mano izquierda entonces enrolla la bolsa como muestra el dibujo 2. Durante esta acción, la derecha
oculta el bulto del huevo. Este pase es muy convincente si está bien ejecutado.
La bolsa se vuelve a pasar a la izquierda y esta mano oculta entonces el bulto del huevo a la vez que lo
sostiene a través de la tela.
La derecha se vuelve a meter dentro de la bolsa y la voltea una vez más volviéndola así a su posición
correcta. Nuevamente habrás quedado en la posición del dibujo 1.
Acércate a un espectador y dile que meta la mano dentro de la bolsa y que compruebe que está vacía.
Puedes hacer esto con toda tranquilidad puesto que todavía sigues sujetando el huevo en la parte
superior de la bolsa son la mano izquierda. El espectador tampoco sentirá la abertura secreta puesto
que esta le quedará en el dorso de la mano y ahí el tacto no está tan desarrollado como por la palma.
Tan pronto el espectador haya afirmado que la bolsa está vacía y haya sacado su mano, deja caer el
huevo hacia el fondo de la bolsa. Este saldrá por la abertura secreta y quedará dentro de la bolsa
propiamente dicha.
Gracias al poco peso del huevo que enviamos, esta caída no causará ningún movimiento en el exterior
de la bolsa.
Mediante estas sencillas manipulaciones (si es que se le puede llamar así) habrás mostrado
convincentemente el interior de la bolsa. Lo mejor para adquirir la soltura necesaria es coger la bolsa y
el huevo y ensayar muchas veces los movimientos descritos hasta que obtengas la total familiaridad y
puedas mostrar la bolsa por dentro y por fuera con total naturalidad y fluidez de movimientos.
Aprendido esto, podemos pasar a las rutinas.
***
RUTINA Nº 1
Esta rutina la presento exclusivamente para adultos. La charla tiene algunos chistes de doble sentido
pero sin caer en el mal gusto.
Charla: Ahora quiero presentarles el primer truco de magia que vi en mi vida. Fue hace más de 25
años. Yo era muy pequeño y apenas empezaba la televisión. En mi casa éramos muy pobres. Eramos
tan pobres que el televisor que teníamos funcionaba con leña. Cuando mi madre decía --Enciende el
televisor - había que encenderlo con un fósforo. De verdad que éramos pobres. A veces llamaban a la
puerta y mi madre preguntaba - ¿Quién es? - Le contestaban--Es la basura-- y ella decía - ¡Déjenos
dos bolsas!
Una noche se oyó un ruido en la sala y mi padre preguntó - ¿Quién anda ahí? - y le contestaron - Un
ladrón--¿Un ladrón?--dijo mi padre - ¿Qué es lo que busca? - El ladrón contestó - Dinero. - Espera -
dijo mi padre- --¡Déjame encender la luz para buscar contigo!
Lo peor fue el día que fueron a aquel velorio. Estaba el cajón enmedio con las velas y el muerto y
comenzó el cura - Vas a ir a un sitio donde no hay techo, un lugar donde no hay luz eléctrica ni
refrigeradora ni comodidades - Ahí saltó mi padre y le dijo a mi madre - ¿Viste? ¡Lo va a mandar a la
casa de nosotros!
Bueno, pero ya se han reído suficiente a costa de mi familia. Pasemos al truco. Cierto día encendí ese
televisor y salió un mago. Tenía una bolsa como esta y la mostró por dentro y por fuera. Dijo que
estaba vacía. Yo también digo lo mismo pero no me crean porque soy muy mentiroso. Vamos a buscar
un testigo.
Acción: Lo que ha ocurrido es que has cogido la bolsa de la mesa y la has mostrado vacía por dentro y
por fuera. Cuando dices al final que vas a buscar un testigo, te diriges hacia algún espectador de
primeras filas.
Charla: Usted, señor ¿alguna vez ha sido testigo? ¿Nunca? Pues esta noche le toca. Levante la mano
derecha. ¿Jura decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? (el espectador: juro). Yo te
nombro testigo...de Jehová. Meta la mano dentro de la bolsa y díganos si hay algo dentro. ¿Nada? Ya
lo han oido ustedes, damas y caballeros. El señor ha dicho que no hay nada. y podemos creerle porque
tiene una cara de honrado. Aparte de la bolsa, lo otro que necesitamos para este truco es un huevo.
Acción: Mira a varios caballeros del público después de decir lo del huevo. El público reirá al captar
el doble sentido.
Charla: Parece que no va a haber voluntarios esta noche para lo del huevo. Bueno, no se preocupen, el
huevo lo pondré yo. No se asusten por favor, lo haré de una manera artística. Para una gallina, todo el
día trabajando. ¡Para mí dos segundos! Aquí lo tienen.
Acción: Has fingido coger algo del aire y echarlo dentro de la bolsa. Dejando ver que la mano está
completamente vacía, métela en la bolsa y saca el huevo visible. Normalmente no aplaude nadie,
entonces dices:
Charla: Gracias por la ovación. Pero esto que han visto no es nada. Lo bueno viene ahora.
Desaparición instantánea del huevo, un drama increíble con tres personajes: la bolsa, el huevo... y yo.
El huevo dentro de la bolsa y para que desaparezca voy a decir las palabras mágicas que hacen
desaparecer los huevos. así es que cuando la diga ¡los señores que tengan cuidado! ¡Aprieten bien!
Acción: Sujetando el huevo con la mano derecha, la izquierda ha cubierto dicha mano con la bolsa
boca abajo tal y como muestra el dibujo 3. Los dedos medio y anular derecho se meten en la abertura
secreta y la mantienen abierta.
Charla: ¡Uno, dos, tres! ¡Hocus Pocus! ¡El huevo ha desaparecido completamente!
Acción: He aquí lo que ocurre en realidad. La mano derecha dentro de la bolsa, introduce el huevo por
la abertura secreta y sale inmediatamente semi-cerrada como si contuviera el huevo (la bolsa ha
quedado sujeta por fuera por la izquierda). La mano derecha finge depositar el huevo debajo del brazo
izquierdo el cual se presiona contra el cuerpo como para que el huevo no caiga. Muestra la bolsa vacía
por ambos lados tal como quedó explicado y seguro que en este punto, alguien dirá que te has metido
el huevo debajo del brazo. Finge no entender muy bien y finalmente levanta el brazo derecho diciendo
que ahí no hay nada. Te pedirán que levantes el izquierdo. Levántalo un poco y cuando te pidan que lo
levantes del todo, diles que lo tienes con artritis. Finalmente levántalo y tampoco está el huevo.
Charla: Eso lo hice para ver si todavía estaban despiertos. El huevo en realidad está en el aire,
volando. ¡Claro, como es de ave! Yo lo cojo y lo lanzo dentro de la bolsa y.. ¡Aquí lo tienen de nuevo!
Acción: Has fingido cojer un huevo invisible del aire y lo has lanzado hacia la bolsa. Metes la mano y
lo sacas de verdad.
Charla: Ustedes saben que los magos jamás revelan sus trucos pero yo les voy a enseñar como se
hace este. Esto lo haré porque hoy es el último sábado (dices el día que sea) que vamos a tener. esta
semana. Primero necesitan un huevo, una bolsa y ustedes para sujetar ambas cosas. Luego meten el
huevo dentro de la bolsa. Se puede hacer al revés pero es más difícil y queda una porquería. Cuando
ustedes dicen aquello de ¡Hocus Pocus!...no tiene nada que ver con el truco. Pero el público se distrae
y en ese momento ustedes sacan el huevo escondido. así.
Acción: El huevo se sostiene con la derecha. La izquierda cubre esta mano con la bolsa boca abajo tal
como se hizo antes (dib.3). La mano derecha sale de la bolsa llevando el huevo en una torpe imitación
de empalme y finalmente gira palma al público mostrando el huevo.
Charla: Eso es lo que ocurre. Ejecutado correctamente es algo más o menos así...
Acción: Después de mostrar el huevo en la palma derecha, volver a meter la mano en la bolsa pero
esta vez, el huevo se mete por la abertura secreta y la mano derecha vuelve a salir de dentro de la
bolsa, de dorso al público y fingiendo contener el huevo. Esta mano se detiene a la altura de la cintura.
Charla: A veces cuando uno hace esto, alguien del público grita - ¡Abre la mano! - Si a ustedes les
piden que abran la mano. ¡Ustedes no la abran! Lo que hacen es que la cierran... la cierran... y el
huevo desaparece sin dejar el menor rastro ni la menor huella.
Acción: La mano derecha se cierra lentamente como si pulverizara el huevo y se abre de palma al
público mostrando la completa desaparición del huevo. Charla: En la bolsa tampoco está. Acción: La
bolsa se muestra vacía como quedó explicado.
Charla: En la y del. Para terminar solo hay que cojer el huevo del aire, tirarlo bolsa y así han visto
esta noche. el famoso truco de la bolsa ..Huevo. ¡Gracias!
Acción: y luego Se finge cojer el huevo del aire, lanzarlo dentro de la bolsa se saca al compás de las
últimas palabras de la charla.
***
RUTINA Nº 2
La anterior rutina es la que yo presento y por eso he incluido mi charla completa. Como siempre,
advierto a los lectores que usen la charla como base para crear otra presentación que se adapte a su
propia personalidad. La siguiente rutina también está indicada para adultos. Hace resaltar más el
efecto mágico en sí y tiene un final muy recomendable. No incluiré charla porque creo que ya tendrás
una idea clara de lo que se necesita en este departamento.
Primero consigue dos "voluntarios" del público y sienta uno a tu derecha y otro a tu izquierda.
Muestra la bolsa vacía por dentro y por fuera y pide al espectador de la derecha que meta la mano
adentro y compruebe que está vacía. Pídele también al de la izquierda que lo haga. Después de que él
saque su mano, deja caer el huevo para que quede secretamente en la bolsa propiamente dicha.
Entrega la bolsa a uno de los espectadores para que la sostenga con una mano en alto y pídele que
haga como una gallina. Esta petición no tiene por qué ofenderlo (si sabes manejar la situación).
Después de que lo haga, mete la mano en la bolsa (la cual sostiene él todavía) y saca el huevo. Pídele
al espectador que se levante de la silla y que haga una venia al público.
Anuncia que después de hacer aparecer el huevo, hay que hacerlo desaparecer. Sostén el huevo en la
derecha y cubre dicha mano con la bolsa boca abajo como se explicó en la rutina anterior. Mete el
huevo por la abertura secreta y finge sacarlo y meterlo debajo del brazo izquierdo. Procede a mostrar
la bolsa vacía por dentro y por fuera mientras el público te pide que levantes el brazo. Al igual que en
la rutina anterior, finge no entender y levanta el brazo derecho. Finalmente levanta el izquierdo
mostrando que ahí tampoco está el huevo.
Finalmente, haz aparecer el huevo en la bolsa.
Anuncia que vas a enseñar cómo se hace. Sostén el huevo con la derecha y vuelve a cubrir esta mano
con la bolsa boca abajo. Saca la derecha con el huevo pseudo-empalmado y muéstralo al público.
Vuelve a meter la mano en la bolsa y esta vez introduce rápidamente el huevo por la abertura secreta
mientras la derecha sale de dorso al público como si contuviera el huevo empalmado. Afirma que en
vez de meter el huevo debajo del brazo, lo que en realidad haces es meterlo en el bolsillo y
efectivamente, metes la mano que finge contener el huevo en el bolsillo.
Pide a ambos espectadores que se levanten, uno a cada lado tuyo. Muestra nuevamente la bolsa vacía.
Pídele al que está a tu derecha que te sujete la muñeca derecha para que no pueda pasar nada por la
manga, etc. Pídele al de la izquierda que haga lo mismo. Acto seguido, pide al de la izquierda que
meta la mano en la bolsa y compruebe que está vacía. Pide luego al de la derecha que haga lo mismo.
Tan pronto como este último haya sacado su mano, deja caer el huevo el cual todo esta rato habrás
tenido controlado bajo la mano izquierda a través de la tela.
Muestra la mano derecha vacía y coje con ella la bolsa. Nuestra también la mano izquierda vacía.
Afirma que lo más difícil del truco es hacer que el huevo pase del bolsillo a la bolsa sin que nadie lo
vea. Mete la mano dentro de la bolsa y saca triunfalmente el huevo.
EL FINAL CON EL LIMON
En esta variante, al final, en vez de un huevo, sacas un limón de la bolsa. Es muy sencillo. Basta con
tener el limón en el bolsillo derecho del pantalón. En la última parte de la rutina anterior, cuando sacas
la mano derecha con el huevo escondido, en realidad lo llevas de verdad en dicha mano. Esta entra en
el bolsillo donde está el limón, lo empalma y vuelve a sacar el huevo esta vez visiblemente en la punta
de los dedos y lo vuelve a meter en la bolsa, dejando de paso el limón.
En la segunda ocasión, cuando en la rutina anterior, la derecha finge sacar el huevo y meterlo en el
bolsillo, la derecha no se lleva el huevo en realidad sinó que solo finge llevarlo. En este caso, sin
embargo, la derecha sí se lleva el huevo y lo deja en el bolsillo. De esta manera lo que ha quedado en
la bolsa es el limón.
Mete la mano en la bolsa e introduce secreta y rápidamente el limón por la abertura secreta volteando
inmediatamente la bolsa al revés y mostrándola vacía. Estás listo para hacer aparecer el limón.
***
RUTINA Nº 3
Esta es una rutina para público infantil. También la he llevado en mi repertorio por muchísimos años.
La presenté ante magos en la 2ª Trobada Mágica de Playa de Aro y obtuvo un gran éxito.
Comienza haciendo salir a un niño del público. Muestra la bolsa y di que se trata de "La bolsa mágica
de los deseos". Afirma que no importa que la bolsa esté vacía; cualquier deseo que él tenga aparecerá
en la bolsa: un coche, una cartera con dinero, Sabrina en Bikini (utiliza el nombre de la "tía buena" de
moda).
Dile que meta la mano y compruebe que la bolsa está vacía. Después dile que cierre los ojos y que
cuando cuentes hasta tres, piense fuertemente en lo que quiere que aparezca en la bolsa. Cuenta hasta
tres en voz alta y anuncia que has sentido que ha caído algo dentro de la bolsa. Mira en su interior y
abre mucho los ojos como asustado. Mira al niño, luego al público, luego dentro de la bolsa. Mete la
mano y saca el huevo lentamente.
Charla: ¡Un huevo! (Huélelo) ¡Me parece que está podrido! ¡Ya sé! Vamos a hacerlo desaparecer.
Escucha, tú serás el mago. Vas a hacer que este huevo desaparezca. Para ello tienes que decir todo lo
que yo diga y hacer todo lo que yo haga... comenzando por el ridículo. Ponte así.
Acción: Pon una pierna frente a la otra y extiende un brazo hacia el público.
Charla: Mira al público. El público es esa cosa con cabezas que tenemos adelante. Repite conmigo.
¡Damas y caballeros! (él lo hace). ¡Les voy a presentar! (él lo dice). ¡Una prueba! (él lo repite) ¡De
prestidigitación! (aquí ya no puede). El huevo va a desaparecer.
Acción: Cubre con la bolsa la mano que sostiene el huevo. Esta acción ha quedado explicada de
sobras.
Charla: Cuando yo cuente hasta tres, tú dirás la palabra mágica "Abracadabra" y el huevo
desaparecerá. Uno, dos, tres.
Acción: El dice "abracadabra". Tú sacas la mano todavía sosteniendo el huevo pero finges no darte
cuenta de que lo tienes. Deja caer esta mano hasta la cintura mientras dices:
Charla: ¡El huevo ha desaparecido!
Acción: Los niños gritarán que lo tienes en la mano y señalarán hacia ella. Finge no entender lo que
quieren decir y mira hacia donde señalan. Finalmente ves el huevo y te sorprende. Dile al niño que te
ayuda:
Charla: ¡Es tu culpa! Tienes que decir "abracadabra" con más fuerza. Veamos. ¡Uno, dos, tres! (el
grita "abracadabra"). ¡Y ahora el huevo.... todavía sigue aquí!
Acción: Cuando él grita "abracadabra", tú finges alegría como si el truco hubiera resultado perfecto.
Pero al sacar la mano de dentro de la bolsa ves que el huevo todavía no desaparece. Ahí haces una
transición con la voz y el gesto que hará que los niños rian.
Charla: Ya sé que es lo que está pasando. El solo no puede decir las palabras mágicas con suficiente
fuerza. ¿Qué tal si lo ayudamos y entre todos las decimos? ¡A la cuenta de tres! ¡Uno, dos, tres!
(todos: ¡ABRACADABRA!)
Acción: Mete secretamente el huevo en el compartimento secreto de la bolsa pero saca la mano como
si lo contuviera y finge metértelo bajo el brazo izquierdo. Se formará una gran algarabía. Como en las
rutinas anteriores, levanta primero el brazo derecho y por fin, el izquierdo. No hay huevo por ningún
lado.
Charla: El huevo en realidad está en el aire. (al niño que te ayuda) ¡Cógelo y échalo aquí. ¡Aquí está
otra vez el huevo!
Acción: Rápidamente has mostrado la bolsa vacía. El niño "coje" el huevo invisible y lo echa en la
bolsa. Tú sacas el huevo real y lo muestras.
Charla: Ahora voy a enseñar como se hace este truco. Así podréis todos ir luego a casa. y quebrar
todos los huevos. Se necesita un huevo y una bolsa. Se mete el huevo dentro de la bolsa y cuando todo
el mundo grita "Abracadabra", lo que hay que hacer es sacar el huevo escondido en la mano.
Acción: Cubrir con la bolsa invertida la derecha con el huevo. Mételo inmediatamente en el
compartimento secreto y saca la derecha como si llevara el huevo oculto.
Charla: Si alguien os pide que abráis la mano, vosotros no la abrís sinó que la cerráis....así. ¡Y el
huevo desaparece! La bolsa se puede mostrar vacía.
Acción: Cerrar la mano como si pulverizaras el huevo y muéstrala vacía. Muestra la bolsa vacía
también.
Charla: Ahora lo que falta es hacer que el huevo vuelva a aparecer. Para eso está mi amigo aquí. (al
niño) Abre la boca y cuando yo cuente tres harás coc, coc, coc.
Acción: Cuando el niño abre la boca, tú le colocas la bolsa abierta delante de esta. El niño hace como
una gallina y tú metes la mano en la.bolsa y sacas el huevo como si este hubiera salido por la boca del
niño.
Charla: Te felicito ¡Hoy has puesto tu primer huevo

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME